Antropofugas del margen

40024575141_0aef33e26e_k

 

Metateoría del viaje

 

Abrir y cerrar

las puertas de la ignición

de una tierra de un mundo

las páginas de un libro ajeno

los golpes del amanecer

fragmentos contra la ruina

y la conciencia, un momento fúnebre.

El mapamundi se ajusta a lo que dijo el cartógrafo

 

donde las muchedumbres perdieron sus huesos

se bautizan las primeras ciudades

el origen corresponde a un temperamento

y los temperamentos son territorios y geografías

globos terráqueos afilando lápices

banderas, capitales y gente inventando la vida

cuando las ciudades son inventadas

su historia nos hace sentido

como Behaim brindando junto a Colón

Nos hacen sentido las cosas que siempre han estado ahí

 

El fin de la geografía

azuzada por la melancolía de reyes

y la porfía de viajeros imaginarios

lugares imposibles se hablan

tan verosímiles como desde el que lees

todos los momentos son creados

a cada palabra esputada;

boca de la tierra

una escopeta de la que me toca morir

ciudades confusas

ciudades y muertes

ciudades y signos

verdades guturales

cualquier ciudad es todas las ciudades juntas

separadas

trastornadas

en deseos que nacen al mirar un mapa

 

las ciudades reciben viajes

en la medida que los viajeros sufran

o que los mapas pueden ser heridos a muerte

el viaje y el recuerdo

historia natural de una poesía propia

El comienzo de la geografía

propiciado por los primeros vagabundos

más allá de las palabras, las experiencias

tan verosímiles como la que vives al leer esto

todos los momentos son destruidos

a cada silencio entre oraciones;

vulva de la tierra

habitaciones sordas en que me toca dormir

 

las ciudades están en mi barrio: son sus pasajes

un turista rechaza los sentimientos

el viajero tiene la carga de adorar cada nombre

el viaje y los fantasmas literarios

son la poesía ajena de una historia propia

 

las ciudades son inventos de los extranjeros

como respuesta a su vagabundeo permanente

 

 

Tráfico

 

También hay belleza en un semáforo

no solo por los colores

sino por quienes

caminan

en un parpadeo

 

antes de cruzar la calle

cada postura es distinta

no quiero decir que en Londres

se tenga que mirar hacia el lado contrario

sino la dirección

y cuán grande es la zancada

cuán corto el pensamiento

 

el semáforo dice lo esencial

pero no se hace cargo de la carne

que pone el andar

 

 

Revelación

 

Vamos de un lado al otro

tallamos la existencia del recuerdo

 

como en un atlas

o en un mapa

nombrándolo todo

 

una ciudad es

todas las ciudades juntas

 

y todas las ciudades del mundo

son los pasajes de mi barrio

 

de Geografía de las geografías (2018)

 

Foto: Nicolas Slachevsky

Article by Nicolás López Pérez

(Rancagua, 1990) abogado y escritor, reside en Santiago de Chile. Administra la mediateca de poesía universal del ayer, “La comparecencia infinita”. Recientemente ha publicado el poemario "Geografía de las geografías" (2018).

Comments: no replies

Join in: leave your comment